Envío gratis a partir de 65€ (Península)

¿Qué es el BLW? 3 nociones básicas

¿Qué es el BLW? Las 3 nociones básicas para empezar a practicarlo en casa

Para empezar, ¿qué es el BLW? BLW son las iniciales del Baby Led Weaning que se podría traducir como “alimentación autorregulada” o “destete dirigido por el bebé” más literalmente. Este concepto se refiere al tipo de alimentación complementaria en el que, en lugar de ofrecer todos los alimentos a través de purés o papillas en los primeros meses, se facilitan alimentos sin triturar y se deja que los bebés vayan experimentando con cada alimento y su textura de manera paulatina. La pionera de este método es Gill Rapley, enfermera y matrona británica que escribió el famoso libro El niño ya come solo.

En definitiva, el BLW es una de las vías posibles en las que se inician los bebés en la alimentación a partir de los 6 meses, momento hasta el cual se han alimentado exclusivamente de leche (ya sea lactancia materna o leche de fórmula). Es una alternativa a las papillas, que sería el método más empleado en España en las últimas décadas , aunque también se puede combinar con ellas y muchas familias escogen alternar entre el BLW y los triturados.

1. ¿Cuándo se empieza el BLW?

La alimentación complementaria, ya sea a través de este método BLW o de triturados, se comienza a partir de los 6 meses de edad, edad hasta la cual los bebé se alimentan exclusivamente de la lactancia.

Para iniciarla también se tienen en cuenta otros factores que varían un poco en cada bebé como, por ejemplo, que ya se pueda sentar y mantener erguido. Algunos bebés se sientan un poquito después pero esto es una característica importante para comenzar con la alimentación complementaria: que fisiológicamente el bebé nos da señales de que puede sentarse en la sillita o la trona y mantenerse erguido para el proceso de deglución de los alimentos.

Además, el bebé tiene que haber perdido lo que se llama reflejo de extrusión: es cuando los bebés sacan la lengua rechazando cuando introducimos una cuchara o alimento en su boca. Este reflejo desaparece normalmente en el quinto o sexto mes.

En resumen, se tienen que cumplir siempre estas 3 condiciones de maduración del bebé:

  1. A partir de los 6 meses
  2. Cuando el bebé se sienta erguido solo
  3. Cuando pierde el reflejo de extrusión

Estos hitos de crecimiento, además, coinciden con la etapa en la que el bebé empieza a mostrar más interés por la comida y lo que sucede a su alrededor: ve a los adultos comer y tiene curiosidad por coger todo y llevárselo a la boca. Así que es el método ideal para ir ofreciendo alimentos comunes a los que preparamos para nosotros cada día y crear un hábito saludable alrededor del acto social de la comida en familia.

bebe comiendo mandarina blw
Foto de Anastasia Shuraeva

2. Con qué alimentos empezar

A partir de los 6 meses los bebés pueden comer verduras, frutas, carne y pescado cocidos. Se introducen de uno en uno sin mezclar para poder identificar fácilmente posibles alergias.

Lo más fácil será empezar con alimentos que, por tamaño y por consistencia, sean los más fáciles de agarrar con la mano para el bebé: se ofrecen pedazos grandes, más grandes que su mano, para que vaya chupando y mordiendo el trozo de alimento y vaya descubriendo su sabor poco a poco. Por ahora siempre ofrecemos los alimentos cocinados sin sal.

Algunos ejemplos ideales para empezar con el BLW serían porciones grandes de:

  • Plátano
  • Brócoli cocido
  • Boniato cocido o asado
  • Gachas de avena
  • Pan
  • Aguacate
  • Bolitas de arroz
  • Tortitas (sin leche)
  • Tortilla francesa

En general, observar que sean alimentos no demasiado blandos ni demasiado duros, controlar la temperatura y dejar siempre que sea el bebé el que gestiona la comida sin nunca obligarle a comer ni introducir nosotros la comida sólida en la boca.

blw familia comiendo fruta
Foto de Greta Hoffman

3. No come nada con el BLW

Hasta el primer año de edad, el alimento principal del bebé es la leche, así que desde los 6 a los 12 meses la cantidad de comida que ingieren no es lo importante: los sólidos son solo una alimentación complementaria, como su propio nombre indica. En esta etapa inicial de la alimentación complementaria lo importante es que el bebé tenga un acercamiento a diferentes tipos de alimentos, sabores, texturas y consistencias, que desarrolle el gusto por la comida y vaya aprendiendo a gestionar los procesos de masticar, tragar y manejar con sus manos los alimentos y herramientas como los cubiertos que en un futuro estarán en su día a día en las comidas.

Por eso, si te da la sensación de que come poca cantidad durante estos primeros meses, entre todo lo que destroza en pedacitos y tira por su babero, trona o mesa, ¡no te preocupes! Es normal e irá comiendo más cantidad poco a poco.

Primero ofrece siempre la leche y después ofrece otros alimentos a través del BLW de manera complementaria.

bebe comiendo con mama blw
Foto de Anastasia Shuraeva

*Foto de portada de Vanessa Loring